Cómo depilarse: No hay nada más fácil...

Cómo depilarse: No hay nada más fácil...

Cómo depilarse: No hay nada más fácil...

Tres etapas para una piel increíblemente suave

Con Braun puedes conseguir una piel supersuave como la de las supermodelos con solo pulsar un botón. El arte de la depilación ha evolucionado de modo que, tanto si llevas años haciéndolo y quieres ponerte al día con las técnicas más modernas como si eres una principiante en el mundillo y necesitas algunos consejos sencillos para depilarte como una profesional, aquí encontrarás todo lo que necesitas. Prepárate para una piel más suave, sexy y agradable al tacto y todo ello con la comodidad y sencillez de hacerlo en tu propio baño. Estos son las tres etapas de la depilación experta para una piel bella.

1. Antes de depilarte

La preparación lo es todo. Como bien saben todos los expertos en belleza, ese look de belleza casual requiere de una cierta planificación. Hazlo así:

El tiempo lo es todo

Depílate la noche anterior de enfundarte en ese vestidito negro para lucir piernas o en tu vestido para una cita. De este modo, tendrás 24 horas para reducir la irritación.

La noche es el momento ideal para una cita con la depiladora. Estarás más relajada, las pequeñas inflamaciones habrán desaparecido por la mañana y te despertarás con la piel más suave y sexy que puedas imaginar.

Exfoliación es la palabra mágica

Date una ducha caliente, relájate y exfolia la piel para evitar el temido vello enquistado. Usa un gel o guante exfoliante o frota la piel con una toalla seca. Como alternativa, la Braun silk-epil SkinSpa cuenta con un innovador cepillo exfoliante que ofrece una exfoliación 4 veces mejor que una exfoliación manual.

2. Al depilarte

Fresca y relajada

En nombre de la belleza nos sometemos a muchos sacrificios, como arrancarnos pelos con pinzas o limarnos las uñas pero, cuando se trata de la depilación, la silk-epil ayuda a minimizar el dolor gracias a características como el guante frío y los rodillos de masaje para que la proceso de eliminación del vello sea increíblemente suave.

¿Lo has hecho alguna vez en el agua?

¡Ahora puedes! Las depiladoras Braun silk-epil Wet & Dry te permiten depilarte en la ducha o la bañera. El agua minimiza el dolor, ya que ayuda a liberar los analgésicos naturales del cuerpo, las endorfinas.

Aguanta firme

No te preocupes mucho por la forma de sujetar la depiladora, siempre que te resulte natural. Sujétala con un ángulo de 90 grados con respecto a tus piernas. También puedes tirar de la piel para tensarla con la otra mano para que la depiladora se deslice con más suavidad. No aprietes demasiado, basta con que la depiladora toque con suavidad la piel.

Más despacio es más sexy

Dedica unos 15 segundos a ir del talón a la rodilla. Si vas demasiado rápido, el pelo podría romperse y dar lugar al vello enquistado.

Controla la dirección

Desliza la depiladora hacia arriba en un movimiento ascendente en dirección contraria al crecimiento del pelo. Esto 'levanta' el vello corto y te proporciona un acabado más suave.

¿En seco o en húmedo?

La decisión es tuya pero, si optas por seco, asegúrate de que la piel esté completamente seca. Si te decides por húmedo, aplica un poco de gel de ducha.

3. Tras la depilación

Cuidado a la perfección

La regla de oro es hidratarse DESPUÉS de la depilación, no antes. Aplica una loción corporal nutritiva para lograr un resultado suave e increíble y prepárate para despertarte a la mañana siguiente con una piel supersuave.

Repetir la operación

Si te estás iniciando en la depilación, depílate una vez por semana y cada vez que lo hagas notarás que las molestias disminuyen y la satisfacción aumenta. Si eres una experta, puedes bajar el ritmo y depilarte cada tres semanas.

Te permite disfrutar de tu belleza con una piel irresistiblemente suave hasta por 4 semanas.