Aprende a hacerlo: Patillas

Aprende a hacerlo: Patillas

Aprende a hacerlo: Patillas

Consejos de expertos para dejar crecer, recortar y dar forma a tus patillas sea como sea tu vello facial.

Las patillas centran la atención sobre tus rasgos faciales y, por ello, deben recibir tanta atención como el resto de la cara. Igual que a algunos hombres no les sale una barba completa, otros tienen ese mismo problema con sus patillas. Pero tenemos remedio para todo.

Afinado

Para los peinados cortos o medios, la mejor forma de cubrir la ausencia de patillas es atenuar o "afinar" las patillas. El afinado puede ser ligero o acentuado, según el estilo que prefieras. En cualquier caso, crea una sensación de individualidad en un peinado que resulta común por todo lo demás y camufla la ausencia de patillas.

Dejar crecer

La otra opción es "dejarte crecer" un par de patillas. Este truco funciona mejor en hombres que llevan peinados medios o largos. Hazlo así: Separa una pequeña parte del pelo que crece delante de las orejas y recórtalo con la longitud que quieras para las patillas.

Longitud

Para determinar la longitud de las patillas debes basarte en dos factores: la forma de tu cara y tu personalidad. La longitud de las patillas puede ir desde cortas (parte superior de la oreja), extralargas (parte inferior de la oreja) hasta las patillas rockabilly y cualquier otra longitud intermedia. Si el look es más conservador, la anchura de las patillas no debería superar los 4 cm. Con una anchura mayor, las patillas adquieren un look más peculiar y, posiblemente, apuntan a una carrera profesional más creativa. La forma del rostro es otro factor que se debe considerar. Cuanto más alargada es la cara, más cortas deben ser las patillas. Inversamente, cuanto menos alargada es la cara, más largas pueden ser las patillas (dentro de unos límites). Las patillas de longitud media (por encima del centro de la oreja) y las patillas afinadas (o en punta) son los estilos más populares. Las patillas rockabilly pueden encontrarse en círculos más reducidos y creativos. Pero la personalidad siempre es un factor determinante para decidir qué funciona mejor.

Mantenimiento

Por último, pero no menos importante, tenemos el mantenimiento. Empecemos con la manera de hacer que las patillas sean uniformes. Mi famosa prueba del "dedo índice" funciona siempre de maravilla. Coloca los dos dedos índice en la parte inferior de tus patillas izquierda y derecha. Mira en el espejo y observa cuál de los dedos está más arriba en los laterales de tu cara. Si prefieres la longitud del más alto, recorta la patilla más larga un poquito cada vez (mientras sigues usando la prueba del "dedo índice") hasta que esté a nivel con la otra.

La forma más sencilla de mantener el control (sin importar la forma o el tamaño), es con una recortadora. Así no solo podrás crear la forma, sino también mantener la longitud que desees. Dado que las patillas pueden ser una combinación de vello facial y pelo de la cabeza, es buena idea recortarlas cada 2-3 días.

Para mantener la forma, empieza con el peine de número más alto y ve bajando de números hasta llegar a la longitud que desees, recortando hacia arriba (desde el mentón a las sienes) para quitar masa de vello. Para conservar la masa de vello y quitar los pelos sueltos, recorta hacia abajo (desde las sienes al mentón), lo que proporciona además una apariencia más suave.

Tu recortadora de bigotes para bordes y contornos precisos