consentimiento de cookies

Cómo recortar: Una perilla

Cómo perfilar tu perilla

La perilla es el compromiso perfecto entre una barba completa y un bigote. Es el look ideal para quienes están dispuestos a cuidar de ella, y para quienes tienen suficiente pelo en el bigote y la barbilla, un requisito esencial para poder lucir una perilla perfecta. Si este no es tu caso, quizás puedas considerar un estilo diferente, como la barba de tres días. Si tienes claro que la perilla es para ti, una pequeña preparación te ayudará a sacar el máximo partido a este fantástico look; deja crecer el pelo de la barba unos 10 mm, y ya estarás listo para lucir perilla.

Aquí te mostramos una guía paso a paso para que te quede perfecta.

Paso 1. Peina y recorta la barba a 10 mm

Consejo: Con el peine de 1-10 mm ve recortando el pelo disminuyendo cada vez 0,5 mm

Coloca el peine en tu recortadora de barba Braun, y comienza a recortar de manera uniforme el pelo del cuello, mejillas y labio superior. Céntrate en recortar la zona de la barbilla y del bigote con pasadas que disminuyen 0,5 mm cada vez para asegurarte de que la longitud sea uniforme por toda la barba y de que te guste el resultado. No te preocupes si la forma de tu perilla es un poco difusa en este momento, ya que podrás hacer líneas más precisas más adelante, cuando todo tu pelo facial tenga la longitud adecuada.

Paso 2: Retira el peine para definir el contorno de la perilla

Consejo: Define el exterior de la perilla. Empieza por el cuello, y continúa con las mejillas y el labio superior

Retira el peine y usa directamente el cabezal de tu recortadora de barba para comenzar a definir la perilla. Recórtala despacio, empezando por el cuello, pasando por los bordes de la barbilla y después por las mejillas y labio superior, hasta conseguir el contorno de perilla deseado. Este paso se centra en dar forma alrededor de la barba antes de precisar exactamente el diseño final. De todas formas, la barba ya empezará a tomar forma, y podrás comenzar a discernir el resultado final de tu perilla.

Paso 3. Perfila la perilla con la recortadora de precisión

Consejo: Define la perilla en dos pasos; recorta partiendo de la línea del pelo

Ahora nos centraremos en los detalles. Primero recorta el pelo desde la barbilla hacia la oreja, para conseguir líneas limpias y precisas en ambos lados de la perilla. Realiza pasadas lentas, cuidadosas y continuas. Al recortar a partir de la línea del pelo evitarás afeitar el borde de la barba por accidente, lo cual arruinaría la forma que con tanto cuidado has creado. Haz esto en los bordes izquierdo y derecho de la perilla, comprobando siempre que ambos lados estén recortados simétricamente. Cuando estés contento con ambos lados, podrás añadir bordes más afilados a tu perilla. La forma más sencilla de hacerlo es realizando movimientos hacia abajo. Pon especial cuidado en la zona donde ambos lados se conectan con el bigote, y debajo de la barbilla. Unas líneas atrevidas y precisas definirán a la perfección tu perilla, ofreciéndote un estilo y un look minucioso.

Paso 4: Aféitate al ras para dar un mayor énfasis a tu perilla

Consejo: Para conseguir un afeitado especialmente apurado, utiliza la maquinilla Gillette incluida

El siguiente paso consiste en afeitar al ras cuello, mejillas y mandíbula. Para un afeitado y acabado suave y sencillo, puedes usar la maquinilla Gillette incluida con el kit de la recortadora de barba Braun. Prepara la piel aplicando agua tibia y espuma de afeitar. Después aféitate en sentido contrario al del crecimiento del pelo, con pasadas únicas y continuas, hasta que la piel fuera de la perilla quede suave y sin un solo pelo. Asegúrate de comprobar la zona de debajo de la barbilla, de forma que no afeites el contorno, ya que unos bordes definidos son un rasgo particularmente importante de la perilla.

Paso 5. Hidrata y cuida tu perilla

Consejo: El uso de un acondicionador normal te ayudará a mantener una perilla bien cuidada

Ahora que ya has creado tu perilla, lávate la cara y protege la piel con una hidratante sin alcohol para evitar la sequedad posterior al afeitado. Ahora, todo lo que debes hacer es encargarte de los posibles pelos sueltos, sobre todo alrededor del bigote. Lo ideal sería recortar la barba al menos una vez a la semana para mantener tu perilla con un aspecto limpio y bien cuidado. También conviene lavar la perilla cada 2 o 3 días para mantenerla fresca y aseada. El uso de un acondicionador normal te dará una barba cuidada y fácil de mantener. Además, según el tipo de perilla que elijas, la cera y el aceite para barbas pueden ayudarte a tenerla bajo control. Un diseño de barba tan increíble como la perilla se merece la máxima frescura posible.

Otros estilos de barba

Echa un vistazo a cómo crear estos otros estilos clásicos de barba

Barba de tres días

Este fantástico estilo es rápido, elegante y requiere pocos cuidados, y sienta bien a cualquier rostro.

Una barba cortina

Un estilo único que resalta tus rasgos y aporta mucho carácter al rostro.

Bigote

El bigote, tan atrevido, fuerte y característico, es toda una declaración de principios con muy poco pelo.

Descubre la gama de recortadoras Braun para conseguir el look perfecto

Recortadoras de barba

Hasta 39 ajustes de longitud precisos

Recortadoras todo en uno

Recorta y perfila de la cabeza a los pies

Afeitadoras

Para un afeitado apurado a la vez que suave