Nuevos dispositivos para una piel y una depilación suaves

Nuevos dispositivos para una piel y una depilación suaves
Nueva generación de depiladoras

La depilación ha evolucionado rápidamente en los últimos años. Desde los primeros dispositivos que aportaban una solución de depilación diaria a las mujeres, hasta los dispositivos modernos que funcionan incluso en la bañera y la ducha, las depiladoras cada vez se utilizan más.

Los nuevos dispositivos, como la última Braun Silk-épil con tecnología SensoSmart™, suponen otro paso en las tecnologías para la belleza que te ayudan a mantener tu #BeautyReady (BellezaLista).

¿Has tenido experiencias dolorosas con dispositivos de depilación más antiguos?

¿Tal vez tu antigua depiladora tiene unos 10 o 15 años? ¿O aún sigues utilizando la vieja depiladora de tu madre? ¿Por qué complicar el poder tener una piel suave? La tecnología de Braun ha evolucionado mucho durante los últimos años, aportándonos tecnologías completamente actualizadas: sistemas resistentes al agua, cabezales más anchos para una eliminación del vello más rápida, rodillos de masaje para zonas sensibles y un cabezal pivotante que se adapta a tus curvas. Es una forma completamente novedosa de ver la depilación.

La 1.ª depiladora inteligente: SensoSmart™ para conseguir resultados perfectos ya desde la primera vez.
La nueva generación de depiladoras Braun incluye la tecnología SensoSmart para que disfrutes de un sistema de guía experto.

Un sensor inteligente te guía en la depilación para garantizar que estés ejerciendo la presión exacta y eliminar aún más vello de una pasada. Una luz roja te avisa si estás presionando demasiado para que apliques la presión justa para una depilación más eficaz.

Sugerencias y trucos de depilación

Para que la experiencia sea lo más agradable posible, te recomendamos que te depiles por la noche. Toma un baño o una ducha caliente, comienza con las piernas y termina con la zona del bikini y las axilas, ya que son las zonas más delicadas del cuerpo y las más sensibles al dolor. Debes encontrar una secuencia que se adapte a tu rutina de depilación. Tómate tu tiempo, relájate y asegúrate de utilizar una depiladora que sea resistente al agua para que puedas utilizarla en la ducha.