Cómo perfilarte el bigote

Cómo perfilarte el bigote

Cómo recortar:
Bigote

Cómo perfilarte el bigote

Si te apetece probar con un estilo de barba atrevido y peculiar, el bigote podría ser justo lo que andas buscando. El bigote, un estilo de barba que destaca por encima de los demás y que es toda una declaración de principios con muy poco pelo, requiere de un cuidado frecuente, buen ojo para los detalles y muy buen gusto, pero es impecable si se perfila bien. Aquí tienes todo lo que necesitas hacer para conseguirlo en 5 sencillos pasos.

Paso 1. Déjate crecer la barba a 2 cm

Como suele ocurrir con la mayoría de estilos de barba, previamente se necesita una cierta cantidad de pelo, de forma que dispongas de la longitud y la espesura necesarias para diseñar la barba sin limitaciones. Una longitud de 2 cm suele ser perfecta para el bigote, ya que se encuentra en ese punto de “ni demasiado corto, ni demasiado espeso”. Pero si te apetece lucir un bigote estilo domador de leones, déjalo crecer más. Una vez hayas dejado crecer el pelo y dispongas de una buena base con la que trabajar, estarás listo para domar a la bestia y convertirla en algo elegante.

Paso 2. Recorta la barba a 10 mm

Consejo: Utiliza el peine de 1-10 mm con la opción de 10 mm para conseguir una base uniforme

Antes de centrarte en la parte del bigote del labio superior, deberás empezar por el proceso de afeitado de la barba. Coloca el peine de tu recortadora de barba Braun y selecciona la longitud de bigote deseada con el dial de precisión. Lo ideal suele ser entre 1 y 2 cm, pero puedes decidir en función de lo que mejor te quede. Después usa la recortadora con esa longitud para igualar toda la barba. Asegúrate de que no queden pelos sueltos bajo la barbilla ni en cualquier otra parte de la cara. Ahora que has conseguido la longitud adecuada por toda la cara, ya estás listo para perfilarte el bigote.

Paso 3. Da forma a tu bigote con la recortadora de barba

Consejo: Primero, da forma al bigote empezando por el cuello, las mejillas y la barbilla

Retira el peine de barba y usa directamente el cabezal de tu recortadora de barba para dar forma al bigote. La mejor forma de conseguirlo es perfilando alrededor del bigote, pasando por el cuello, las mejillas y la barbilla. Recuerda evitar la zona del labio superior mientras lo haces. Cuando solo quede la zona del bigote por afeitar, podrás empezar a darle la forma exacta que desees. Comienza por las esquinas del bigote, haciendo una forma más ancha al principio, y reduciéndolo poco a poco hasta que esté bien definido. Aplica pasadas lentas y cuidadosas, ya que el look del bigote se merece un toque minucioso. Además, asegúrate de que quede simétrico alternando el lado que recortas en cada pasada; nadie quiere un bigote desigual.

Paso 4. Aféitate al ras para definir tu bigote

Consejo: Para conseguir un afeitado especialmente apurado, utiliza la maquinilla Gillette incluida

El siguiente paso consiste en afeitar al ras el cuello, la barbilla y la mandíbula. Para un afeitado y acabado suave y fácil de realizar, puedes usar la maquinilla Gillette incluida con el kit de la recortadora de barba Braun. Prepara la piel aplicando agua tibia y espuma de afeitar. Aféitate en sentido contrario al del crecimiento del pelo realizando pasadas únicas y continuas, hasta que la piel fuera del bigote quede suave y sin un solo pelo.


Asegúrate de comprobar las zonas más difíciles de alcanzar: debajo de la barbilla, la unión entre la mandíbula y el cuello, y bajo el labio inferior, asegurándote de que cada centímetro de tu cara esté libre de pelo salvo el área que nos concierne: tu recién estrenado y perfectamente definido bigote.

Paso 5. Hidrata, retuerce y da forma sobre la marcha

Tiene buena pinta, ¿no? Ahora lávate la cara e hidrátala con una crema hidratante sin alcohol para evitar la sequedad posterior al afeitado.


El resto depende de tus habilidades para recortar, retorcer y perfilar tu bigote sobre la marcha. Es importante cuidar de tu nuevo bigote a largo plazo, así que asegúrate de retocarlo cada dos días eliminando los pelos sueltos, igualando ambos lados, afeitando bien al ras el resto de la cara y, obviamente, jugando con diferentes maneras de lucir tu bigote. Existe una amplia variedad de formas para tu bigote; la cera y las cremas te ayudarán a conseguir formas, acabados y variaciones diferentes. Si te apetece ir a lo grande, prueba a dejarlo crecer para lucir un bigote estilo domador de leones y retuerce las esquinas con cera para barba para conseguir un bigote con B mayúscula.


En cualquier caso, ahora ya puedes fardar de un bigote con un diseño diez.

Otros estilos de barba

Echa un vistazo a cómo crear estos otros estilos clásicos de barba

Una barba cortina

Un estilo único que resalta tus rasgos y aporta mucho carácter al rostro.

Perilla

El compromiso perfecto entre una barba completa y un bigote.

Barba de tres días

Este fantástico estilo es rápido, elegante y requiere pocos cuidados, y sienta bien a cualquier rostro.

Descubre la gama de recortadoras Braun
para conseguir el look perfecto

Recortadoras de barba

Hasta 39 ajustes de longitud precisos

Recortadoras todo en uno

Recorta y perfila de la cabeza a los pies

Afeitadoras

Para un afeitado apurado a la vez que suave