Consejos para conseguir la barba vikinga perfecta

Consejos para conseguir la barba vikinga perfecta

A lo largo de la historia, para los hombres de todas las culturas, la barba ha sido símbolo de fuerza, poder y virilidad. Aunque la popularidad del vello facial va y viene, hay un estilo que no suele pasar de moda: la barba vikinga (conocida también como barba nórdica o “salvaje”).

Los pioneros de esta apariencia rebelde fueron los guerreros escandinavos que exploraron el mundo desde el siglo VIII hasta el XI. Las barbas de estilo vikingo son las más grandes y alborotadas de todos los estilos.

Originariamente, los distintos estilos de barba vikinga tenían una función importante: , ayudar a los marineros nórdicos a mantener la cara caliente en climas extremadamente fríos. Sin embargo, hoy en día solo cumplen una función estética. Y es que, el hombre moderno ha adoptado la poderosa moda vikinga como muestra de su fuerza y robustez.

¿Quieres presumir de una barba ruda como esta? Cuando termines con la guía de cómo dejarse crecer la barba, sigue estos consejos y conseguirás una barba al estilo vikingo perfecta.

Consejo 1. No afeites o recortes tu barba por un tiempo

Consejo 1. No afeites o recortes tu barba por un tiempo

El primer paso para lucir una barba vikinga llena de poderío es dejar que el vello facial crezca al máximo. Al igual que los antiguos guerreros nórdicos, necesitas dar libertad a tu barba para que haga su trabajo a su propio ritmo.

Generalmente, el crecimiento de una barba vikinga tarda unos seis meses, calculando que el vello facial suele crecer algo más de un centímetro al mes. Durante este tiempo, tendrás que renunciar al afeitado y recortado de la barba. Tu única tarea es evitar los pelos encarnados, hidratar los vellos y asegurarte de usar un gel limpiador de barba regularmente.

Hay tres factores que influirán directamente en el crecimiento de tu barba nórdica: la genética, los niveles de testosterona y el estilo de vida. Si bien los dos primeros elementos están fuera de tu control, puedes promover el crecimiento del vello cuidando bien de ti mismo.

Para ello, te recomendamos seguir una dieta equilibrada, hacer ejercicio diariamente, intentar alejarte del estrés y dormir apropiadamente.

¿Quieres un truco de expertos? Aumentar la exposición a la luz solar, protegiendo la piel antes de salir de casa, acelera el crecimiento del vello. Seguir estos consejos te ayudarán a hacer crecer y disfrutar de una barba sana, larga y fuerte en poco tiempo.

Consejo 2. Usa un peine de madera para una barba suave y sin nudos

Consejo 2. Usa un peine de madera para una barba suave y sin nudos

No afeitar ni recortar tu barba vikinga durante su etapa de crecimiento es una cosa. Mantener los vellos ordenados y con un aspecto presentable es otra muy distinta. Después de unos meses de dejar crecer el vello facial con libertad, es normal que tengas una barba desordenada y revuelta.

Para evitar ese look desaliñado, presumir de una barba suave y mostrar tu mejor cara al mundo; puedes utilizar un peine para barba. No podemos llevarnos el crédito por este secreto, ya que sus creadores —aunque no lo creas— son los mismísimos vikingos. Los arqueólogos han encontrado evidencias de que lospeines para el vello facial eran una de las herramientas de cuidado personal más importantes de la cultura nórdica.

En la actualidad, hay muchos peines para barbas, incluyendo los fabricados en plástico y metal. Sin embargo, los mejores suelen ser de madera natural, un material que distribuye los aceites naturales de manera uniforme. La madera también te ayudará a reducir la electricidad estática y el encrespamiento, regalándote una barba saludable y tupida.

Usar un peine o cepillo para la barba cada día, además de lubricar el vello adecuadamente, potenciará su crecimiento dándole, además, un extra de suavidad. El peinado de la barba también mantiene los nudos bajo control y evita que los pelos crezcan bajo la piel.

Consejo 3. Recorta la barba de vez en cuando para mantenerla limpia y bien cuidada

Consejo 3. Recorta la barba de vez en cuando para mantenerla limpia y bien cuidada

Llegará el punto en el cuál ya no soportes el desorden de los pelos de tu barba. Cuando el vello haya alcanzado la densidad y longitud suficiente para estar en camino a la barba vikinga de tus sueños, puedes comenzar a arreglarla. ¿Nuestra recomendación? Recorta cuidadosamente los vellos sueltos con tijeras especiales para barba. Este paso será clave para mantener una barba saludable.

Antes de coger las tijeras, lava los vellos con un champú o gel limpiador de barba. Los jabones normales suelen ser demasiado agresivos. En cambio, las fórmulas para la barba limpian la superficie con suavidad sin eliminar la grasa natural del vello. Recuerda secarte con palmaditas para evitar el encrespado.

A continuación, usa el peine para barba como guía: peina los pelos hacia abajo y hacia afuera para identificar y cortar cualquier vello que sobresalga demasiado. Peina tu barba vikinga en varios ángulos y repite el procedimiento.

Consejo 4. Encuentra la recortadora de barba que se ajusta a ti

Consejo 4. Encuentra la recortadora de barba que se ajusta a ti

Allá fuera, hay tantas recortadoras de barba como estilos para llevar. Si te tomas en serio tu misión de lucir una barba vikinga fuerte y poderosa, necesitas una recortadora de barba de muy buena calidad.

Las recortadoras de barba de última generación incluyen láminas de corte afiladas de por vida para darte un corte uniforme.

Como el control del estilo nórdico estará en tus manos, te conviene tener una recortadora te ofrezca la máxima precisión. La opción de contar con peines ajustables de varias longitudes te ayudará a mantener la barba con una longitud mayor.

Consejo 5. Perfila la barba hasta obtener la forma deseada

Consejo 5. Perfila la barba hasta obtener la forma deseada

Una vez que los vellos hayan alcanzado su punto máximo, es decir, la longitud a la que dejan de crecer, tendrás que aprender a perfilar la barba para obtener ese impresionante look vikingo que tanto deseas.

Antes de empezar a dar forma a la barba, estudia su forma frente al espejo y busca puntas abiertas o rotas, muy comunes en las barbas largas. Aunque no quieras renunciar a la longitud, piensa que es preferible quitar un centímetro ahora que tener que sacrificar tres más adelante. ¿Conclusión? Te conviene recortar las puntas de tu barba con regularidad.

Para conseguir la forma de barba nórdica perfecta, necesitas completar un par de pasos importantes. Primero, lava los vellos con un gel de barba y sécalos suavemente. Es importante que la barba esté completamente seca para evitar imprecisiones. Si la cortas cuando está húmeda, correrás el riesgo de que quede demasiado corta o con líneas irregulares cuando recupere su forma natural.

Empieza por peinar la barba. Esto te ayudará a separar los pelos salvajes e identificar lo que debes cortar. Para obtener un resultado perfecto, mantén la línea circular de la garganta libre de vellos. De esta manera, lograrás una forma de barba sumamente atractiva.

Consejo 6. Hidrata la barba con un aceite o bálsamo para que crezcan sanos, suaves y fuertes

Consejo 6. Hidrata la barba con un aceite o bálsamo para que crezcan sanos, suaves y fuertes

Si te preguntas cómo presumir de una barba suave y envidiable, la clave está en el aceite para barba, especialmente en las barbas vikingas. Las barbas largas y pobladas son más propensas a sufrir de pelos encarnados, sequedad e irritación. Por este motivo el uso de fórmulas creadas para mantener los vellos manejables y con un aspecto saludable evitarán que tengas una apariencia polvorienta y descuidada.

Después de lavarte con el champú para barba, aplica un bálsamo o aceite para barba en la cara, moviendo tus manos siempre hacia afuera para cubrir los vellos desde la raíz hasta la punta. Si repites este procedimiento unas tres veces por semana, conseguirás que la barba crezca en la dirección correcta.

Con todos los productos para el cuidado de la barba que existen hoy en día será muy fácil domar hasta los vellos más rebeldes asegurándote una barba vikinga radiante y bien cuidada.

Consejo 7. Encuentra inspiración en las trenzas vikingas para un look perfecto

Consejo 7. Encuentra inspiración en las trenzas vikingas para un look perfecto

Los guerreros nórdicos solían llevar la barba trenzada durante sus batallas. Esto les ayudaba a mantener el pelo lejos de la cara. El estilo de barba trenzada requerirá un extra de compromiso de tu parte, pero el resultado, sin duda, merece la pena.

Para hacer tu propia trenza vikinga, separa primero los vellos que desees trenzar en tres secciones pequeñas. Levanta uno de los mechones de los extremos y ponlo sobre la sección del medio para que la reemplace. Repite este proceso alternando de izquierda a derecha hasta que tengas una trenza de barba completa.

Asegura la punta con una pequeña goma de pelo. Así, tu trenza vikinga se mantendrá perfecta todo el día. Puede que trenzar la barba parezca complicado ahora, pero con un poco de práctica, completar este estilo vikingo será coser y cantar.

Consejo 8. Decora tu barba con accesorios vikingos, como cuentas y anillos para la barba

Los Vikingos se tomaban muy en serio el cuidado de la barba. Además de lavarla y peinarla regularmente, la trenzaban y decoraban antes de entrar en combate.

La joyería vikinga era un símbolo de orgullo y masculinidad. Es por ello que los guerreros con barbas largas solían adornarlas con cuentas y anillos para la barba, algo que los estilos de barbas vikingas mantienen en la actualidad.

Los abalorios para la barba son muy fáciles de usar. Solo tienes que pasar un mechón de pelo por el centro del anillo para la barba y deslizarlo hasta el lugar de tu preferencia. Asegúrate de coger un buen mechón para que la cuenta se mantenga en su sitio.

Una vez que hayas aprendido cómo poner cuentas en la barba, podrás llevarlas con la personalidad que caracteriza a un verdadero vikingo.

Descubre la gama de recortadoras Braun para conseguir el look perfecto